Antes de empezar a comprar cosas para tu bebé tienes que leer esto

Antes de empezar a comprar cosas para tu bebé tienes que leer esto

¿Qué se puede esperar cuando se está esperando un bebé? Pues muchas cosas, y una de ellas es sin duda un montón de compras para tu nuevo bebé. Esos pequeños y adorables seres vienen con muchas necesidades y, por lo general, los padres primerizos se apresuran a comprar todas las cosas posibles sin tener en cuenta un par de sugerencias especialmente importantes. Así que, antes de salir de compras, aquí tienes algunos datos que debes saber.

Investiga un poco.

¿Buscas un calentador de leche? ¿Una silla para el coche? ¿Un babero? Seguramente te habrás dado cuenta de que hay miles de tipos y marcas entre las que elegir. A veces la gente tiende a creer que el precio determina la calidad del producto, pero esto no es así cuando se buscan artículos para bebés. Antes de tomar cualquier decisión, es posible que quieras leer un poco sobre las pruebas de seguridad, los materiales, las extensiones de garantía y las marcas para asegurarte de que estás adquiriendo exactamente lo que quieres. Mientras que algunos de estos productos tendrán una vida corta, otros, como los cochecitos, estarán ahí durante mucho, mucho tiempo y no querrás acabar con un bulto caro que no quepa en tu ascensor o que simplemente sea demasiado pesado para llevarlo. Pregunta por ahí, lee blogs e investiga un poco para encontrar el producto que te convenga.

No compres demasiada ropa.

Sí, hay mil millones de estilos, colores, colecciones y accesorios que te encantaría conseguir en cuanto te enteres que estás embarazada, ¡y todos son tan bonitos y suaves! Aunque todo eso puede ser cierto, comprar ropa demasiado pronto es una de las trampas más fáciles del juego. La verdad es que, en lo que respecta a los bebés, no hay tallas correctas hasta que no se sabe qué tamaño o altura tendrá. Si compras demasiadas cosas demasiado pronto, puedes acabar con un montón de ropa que simplemente es demasiado pequeña o demasiado grande. Lo mejor es esperar un poco, conocer a tu pequeño y comprar lo que necesitas cuando lo necesitas. Y si ya has comprado un par de cosas que no le van a quedar bien, no te preocupes, siempre puedes presentarlas en el próximo baby shower.

Cuando compres pañales, compra muchos.

¿Sabes cuántos pañales gasta un recién nacido en un día normal? La respuesta a esa pregunta es 12. Sí, 12 pañales al día. Eso supone 360 pañales al mes, sin contar los accidentes o los días muy "pesados". Los padres primerizos suelen subestimar la importancia de tener una estación de pañales bien surtida y preparada para todas y cada una de las situaciones, y aunque nadie recomienda comprar demasiados antes de que nazca el bebé, es importante tenerlos en cuenta en el presupuesto una vez que el pequeño haya salido del vientre. Una de las mejores maneras de conseguir la talla adecuada es preguntar a la enfermera del hospital sobre las tallas antes de salir o simplemente probar diferentes tipos hasta encontrar el que mejor funcione. Al fin y al cabo, todos los bebés son diferentes.